Conciertos virtuales, ¿la nueva normalidad?

Conciertos virtuales, ¿la nueva normalidad?

29 de marzo de 2021 Desactivado Por amazoniatvr

Por: Sergio Salas

Abogado, Músico criollo


¿La nueva normalidad es hacer todo por Zoom? Esta plataforma no fue creada para dar conciertos, obras de teatro o clases personalizadas, sino para reuniones ejecutivas. Su público objetivo era ese: el corporativo. Cuando comenzó la cuarentena por la pandemia, personas de todos los rubros se volcaron a utilizar esta y otras plataformas para comunicarse y dar a conocer su trabajo. Por eso, los artistas comenzaron a dar conciertos por streaming, los llamados conciertos virtuales.

No hablo de producir videos pregrabados (eso lo hacemos hace años en YouTube), sino de realizar conciertos en vivo y en directo. Incluso, algunos estudios de grabación tradicionales han acondicionado sus instalaciones para alquilarlas a los artistas y transmitir vía streaming un concierto virtual.

Sin duda, esta es una forma de utilizar la tecnología, lo cual aplaudo. Pero me parece que la gran mayoría de artistas se ha quedado en este formato y no está explorando otras opciones que la tecnología nos da.

Por todos es sabido que un concierto visto por televisión o computadora no causa las mismas sensaciones y emociones que uno presencial. La experiencia de ver a tu artista favorito a pocos metros no tiene precio. Es incomparable. Por eso, los conciertos vía streaming parten ya con una desventaja. Entiendo perfectamente que los artistas tienen que trabajar y han encontrado en esta vía un camino, lo cual es válido y aplaudo. Pero ¿es la única?

Desde esta columna he cuestionado muchas veces que los artistas criollos hemos caído en nuestra zona de confort. También, cuando comenzó la pandemia, dije que era la oportunidad para comenzar desde cero la carrera, en competencia con otros géneros musicales. Todos estamos iguales: no hay más conciertos presenciales. Pero parece que todos han pensado igual, ya que lo único que se está haciendo (salvo algunas excepciones) son conciertos virtuales. Mi cuestionamiento es el siguiente: ¿es acaso tan limitada la tecnología que el único medio para comunicar nuestro arte es a través de un concierto virtual?

Quien no cuestiona, no descubre. La necesidad ha empujado al ser humano a descubrir e inventar cosas hoy imprescindibles. La necesidad de calor hizo descubrir el fuego. La necesidad de alumbrar en la noche hizo inventar la luz eléctrica. La necesidad de movilizar las cosas hizo inventar la rueda. Y así hay muchos ejemplos. Solo se necesita imaginación y arriesgarse a hacerlo.

Me resisto a creer que la única forma de transmitir nuestro arte es a través de los conciertos virtuales (hablo de los colegas músicos y cantantes). Es una de las formas, pero no creo la única. Y aquí viene el reto. ¿Quién se anima a inventar otra? Recuerden que se distingue quien es diferente al resto. Si hago lo que todos hacen, no hay novedad ni originalidad.

Lo planteo por otro lado. Quienes han invertido en modernizar sus estudios para convertirlos en set de transmisión de conciertos solo tienen competencia entre ellos mismos, y a la fecha no son muchos. Esto hace que los costos sean elevados y los requisitos exigentes. ¿Se imaginan si diseñamos otro método de comunicación con el público? Comenzaría una sana competencia y los precios de alquiler para los músicos, que somos lo que finalmente costeamos esos gastos, bajarían. Mientras no haya otro canal de comunicación, los precios seguirán altos y, con los problemas económicos que hoy tenemos, muchos artistas no podrán comunicarse con su público.

Finalmente, reconozco que es todo muy incipiente aún. No tenemos claridad de lo que va a pasar y cómo se va a normalizar la actividad artística. Sinceramente, creo que pasará buen tiempo para ello. Tal vez no vuelvan a ser las cosas como las conocíamos. Ello me apena, pero no quedo con esa sensación. Creo que, para la canción criolla, que es mi rubro, viene una buena época. Eso sí, hay que arriesgar. Como siempre digo, no solo para componer temas nuevos, sino también para diferenciarnos del resto. Anhelo que cada artista se diferencie del otro. Así habrá una gran variedad para que el público escoja a sus favoritos. Será el género el que salga ganando.

El Diario Oficial El Peruano no se solidariza necesariamente con las opiniones vertidas en esta sección. Los artículos firmados son responsabilidad de sus autores.